S?bado, 22 de septiembre de 2007

piano

R A LA PARTITURA CLARO DE LUNA

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucketpiano


La sonata deBeethoven, que ha sido conocida como“Clarode Luna”, fue escrita hacia finales de la vida de su compositor, luego de que su poder hubiera alcanzado la cima, y junto con laPatética”,
y otras dos, marcan el punto más alto en la literatura pianística de laclásica escuela. Hay una vieja historia relacionada con la composición de esta sonata. Si bien ha sido desacreditada por muchos, ya es parte de la tradición de la sonata, y es muy interesante su lectura.
Se cuenta que una noche,<ahref="http://www.pianored.com/ludwing-van-beethoven.html">Beethoven y un amigo estaban caminando por las calles de Bon, y, al pasar por uno de los barrios más pobres, se sorprendieron de oír música, bien interpretada,
proveniente de una de las casas. Beethoven, con su usual intrepidez, cruzó la calle, abrió la puerta de un empujón, e ingresó a la casa sin anunciarse. La habitación era precaria, y estaba iluminada por una débil vela. Un hombre joven se encontraba trabajando sobre un banco de zapatero en un rincón. Una joven mujer, aún casi una niña, estaba sentada a un viejo piano cuadrado.
Ambos se sobresaltaron por la intromisión, pero su sorpresa no fue mayor que la de Beethoven y su amigo al enterarse que la joven era ciega.
Beethoven, un tanto confundido, se apresuró para disculparse, y explicó que había quedado tan impresionado con la calidad de ejecución de la joven, que había apresurado por averiguar quien era que estaba tocando en ese mismo
momento esa noche y en ese barrio de la ciudad. Luego, preguntó amablemente a la muchacha dónde había aprendido a tocar, a lo cual ella respondió que una vez habían vivido al lado de una mujer que estudiaba música, y quien pasaba
gran parte de su tiempo practicando las obras del gran Maestro, Beethoven.
Ella había aprendido a tocar muchas de las piezas del Mestro tan sólo oyendo practicar a su vecina. El hermano de la joven los interrumpió en ese momento para saber quienes eran los intrusos, y que seguramente habían notado la pobre
interpretación de su hermana. ¡Escucha! Dijo Beethoven, mientras caminaba hacia el piano, luego se sentó y tocó los acordes iniciales de su <ahref="http://www.pianored.com/clarodeluna.html">Sonata Claro de Luna.
Lágrimas cayeron de los ojos de la muchacha al momento en que ella reconoció la música, y luego con una voz trémula, le preguntó a él si era posible que fuera el gran Maestro en persona. “Si” respondió Beethoven; “tocaré para ti”. Luego de unos momentos, mientras tocaba una de sus composiciones más viejas, la vela parpadeó, y se apagó. La interrupción pareció romper el tren de su memoria. Beethoven se levantó, fue hacia la ventana, y la abrió, inundando la habitación con la luz de la luna. Luego de meditar unos momentos, se volvió y dijo: “Improvisaré una sonata a la luz de la luna”. Luego siguió la maravillosa composición que conocemos tan bien.

Sin embargo, para introducir un frío y desagradable aspecto a este relato tan poético, debemos saber que debido el método de escritura de Beethoven y a su hábito de retocar, revisar y pulir una y otra vez sus manuscritos, es probable que la improvisación de aquella noche fuera mucho más aburrida que el trabajo final. El primer movimiento de la sonata “Claro de Luna” es lento, majestuoso y sombrío, como un hermoso y formal jardín que yace ilusionado en la oscuridad de la noche. Luego aparece silenciosamente escabulléndose bajo la sombra del acompañamiento, una triste e infinitamente amorosa melodía, que impregna todo el movimiento, hasta que el completo significado de su espeluznante y mística belleza es revelado; incluso mientras la luna naciente gradualmente baña nuestro oscuro jardín en un esplendor plateado.

Luego de una pausa sin respiros, comienza el segundo movimiento, y nuestro jardín se llena de repente con espíritus danzantes, etéreos y delicados, como sabemos que deben ser los espíritus, pero moviéndose con un abandono de ritmo que lo lleva lejos en un remolino de placer. Un corte repentino, otro silencio de suspenso, y comienza el tercer movimiento: como una ráfaga de viento que azota los árboles y envía a los espíritus a refugiarse a toda prisa, las notas caen apresuradamente, arremolinándose, como suele hacerlo el viento. Las nubes corren deprisa por el cielo, pero incluso ahora y entonces por entre los claros, se ve la luna cabalgando majestuosamente, inundando el tortuoso jardín con dulces y serenas melodías de luz.





Fuentes: Pianored música y piano. Excelente página sobre música, con buenos artículños sobre música.


Tags: opinion, clarodeluna, beethoven

Publicado por bach24111 @ 18:44
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Maria Florencia Theveny
S?bado, 17 de noviembre de 2007 | 23:16
Es increible la inteligencia de este autor y la facilidad,despues de tantos problemas,para componer...
CLARO DE LUNA es mi sanata favorita y sue?o con algun dia poder tocarla.creo tener el don que hay que tener para hacerlo. Gracias por permitirme expresarme en este peque?o espacio dejado para los espectadores y grandes admiradores de la musica cl?sica.

Maria Florencia Theveny
(17 a?os)
Publicado por Anonimo
Mi?rcoles, 09 de julio de 2008 | 17:54
Que yo sepa, el nombre original de esta sonata es Sonata N? 14 en do sostenido menor "Quasi una fantasia" por lo que creo que aquella historia de la ni?a es un invento. M?s, a?n se sabe que se la llam? "claro de luna" despu?s de que beethoven falleci?, y el nombre de "claro de luna" fue hecho popular gracias a un cr?tico de la ?poca que la compar? con un claro de luna.
Publicado por DEMOLEDOR
Viernes, 23 de enero de 2009 | 20:03
NO SE COMO EXPLICAR EL DON TAN GRANDE PARA DEFINIR LA MELODIA CON LA QUE SE TOCA, PERO CREO QUE UNA DE LAS PIEZAS MAS BELLAS QUE ESCUCHADO DURANTE HARTO TIEMPO.
NO SOY MUSICO NI COMPOSITOR PERO MIS OIDOS SABEN RECONOSER UNA BUENA LETRA CUANDO LA ESCUCHA.
ADEMAS CREO QUE ESTA PARTITURA CONTIENE MUCHO MAS QUE SOLO MUSICA, POR NO DECIR OTRA COSA, ES EL SENTIMIENTO QUE TE INVADE AL ESCUCHARLA, LA NOSTALGIA DE PODER SENTIR EL PLACER DE OIR ALGO ASI.
GRASIAS POR DEJAR PUBLICAR MIS SENTIMIENTOS.
Publicado por Nombre
S?bado, 31 de marzo de 2012 | 9:03

A mi parecer es una obra hermosa en la que se juntan tres notas y siguen otras once, yo la he tocado y a mi corta edad siento una realidad y al mismo tiempo un sueño, una calidez y a la vez cierta frialdad, encuentro un misterio y al darnos cuenta el enigma fue encontrado se siente tan fascinante tocar tan solo el primer acorde, y más para una persona que tiene un toque surrealista y para la que la música es todo. Simplemente me pierdo con esa bellísima sonata y además me puedo encontrar en los sonidos de mi tan apreciada soledad y en la luz de mi profunda oscuridad.