A todos los amantes de los organos esta la mejor opción para simular casi a un 100% a cualquier tipo de Hammond, cualquier tipo de organo y darle ese toque de originalidad a sus pista de Jazz o blues.
B4 es otro de esos programas que sorprenden. Sin samples, sólo con modelado físico, consigue emular el sonido del famoso órgano Hammond B3. La nueva versión llamada directamente B4 II para evitar cambiar de dígito agrega nuevos elementos que le permiten al músico mejorar considerablemente la respuesta del instrumento, a grados que llegar a sorprender, preguntándonos si no estamos delante de un verdadero B3. El nuevo sonido se destaca por su impacto en las pistas.