Jueves, 01 de mayo de 2014
24519Es sabido que el tocar un instrumento afina el oído de quien lo toca. El distinguir los acordes requiere un entrenamiento —y por lo tanto un desarrollo— de sus capacidades auditivas para poder distinguirlos.
 Se ha comprobado que los que tocan un instrumento poseen un mayor rendimiento en matemáticas, además de una memoria más desarrollada y eficaz que el común de la gente. Pero recientemente se ha comprobado que la música no sólo desarrolla estas capacidades del cerebro, sino que también lo hace con las facultades comunicativas.
Quienes tocan un instrumento pueden identificar con más claridad al interlocutor con tan sólo escuchar su timbre de voz. También se ha comprobado que leen los labios de una forma mucho más precisa que como lo hace una persona normal. Es más, en base a los gestos y la tonalidad que utiliza su interlocutor, quienes tocan un instrumento musical pueden inferir los estados anímicos de quien se está comunicando con ellos.
El tronco cerebral, la parte más primitiva de nuestro cerebro, es el factor que influye en este hecho. Los músicos poseen un sistema neuronal especializado en el procesamiento de imágenes y sonidos. Como esta parte del cerebro está también asociada al desarrollo del lenguaje, los científicos han concluido que los niños que tocan un instrumento podrían alfabetizarse con mayor eficacia.
Siempre lo he dicho, si a los niños se les enseña múisica  salen mejores personas y más inteligentes. VIVA LA MUSICA.

Publicado por bach24111 @ 13:12  | Noticias musicales
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios