ads.txt Edvard Grieg: Concierto en la menor . Piano y orquesta. - Lo mejor del mundo :la música,(piano y flauta)
ads.txt

LA PAGINA PARA APRENDER MÚSICA

Viernes, 18 de abril de 2008

En 1859 , un estudiante de 16 años del Conservatorio de Liepzig asistía  entusiasmado a la interpretación en la Gewandhaus del Concierto para piano de Schumann, que ofrecía, como inigualable solista, la viuda del compositor.  Su profesor de piano , E.F. Wenzel, le había inculcado el amor por la obra de Schumann, amor que el joven músico consevaría toda la vida. El muchacho era Edward Grieg, y una vez finalizados sus estudios , en 1862, hizo su presentación como pianista y compositor en su ciudad natal, Bergen, interpretando sus cuatro piezas , Op. I , y el Cuarteto con piano de Schumann. Esta afinidad se refleja en el Concierto para piano en la menor, la misma tonalidad que el gran maestro alemán , aunque la personalidad del joven Grieg domina la partitura. Lo compuso en 1868, pero no se estreno hasta 1872. Pese a la buena acogida que tuvo la obra , hasta Liszt llegó a tocarla, dejando admirado al compositor, Grieg la revisó en 1906-1907, y ésa es la versión que se escucha en You Tube.

Allegro molto moderato. El concierto comienza con un impetuoso redoble de timbal y una serie de acordes de gran efecto. Este primer movimiento está escrito en forma de sonata. El primer tema es presentado por el clarinete, y recogido luego por el solista con numerosos embellecimientos; el segundo tema, encomendado a los violonchelos, es de un equivoco sabor noruego. Durante el amplio desarrollo, el piano tiene muchos momentos para lucir sus cualidades líricas y virtuisísticas, con una soberbia cadencia y bellísimos pasajes en los que comparte protagonismo con la flauta y la trompa.


Adagio. Hermoso, de carácter intimista y soñador. Prescinde de los metales , a excepción de las dos trompas. El delicado tema principal es expuesto por la cuerda en sordina y tomado después por el piano, que con sus trinos parece reflejar un estado de beatitud primaveral. Un pasaje de transición da paso al movimiento final.

Allegro moderato molto e marcado- Quasi presto-Andante maestoso. Está construido sobre un tema de danza popular, alegre y rítmica, que contrasta con un segundo tema de gran lirismo presentado por la flauta. El concierto retoma el brío inicial y, tras una cadencia, finaliza de manera majestuosa y brillante.

Fuentes :Piano clásico. Colección de música para piano.


Publicado por bach24111 @ 9:53
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por jose luis baranelli
S?bado, 21 de noviembre de 2009 | 3:04
realmente, este concierto, para mi gusto tiene un espiritu especial, me asombra su fuerza y dulzura al mismo tiempo, lo que me emociona es en el tercer movimiento, en el minuto 9,45( lo pueden asi registrar y ubicar) la fuerza con la que los acordes del piano sostiene ese dominte luego de la exposicion de laorquesta dandole y manteniendo esa fuerza casi magica y celestial, en cualquier curso de composicion nos dirian que no es <consejable escribir eso, ya que se perder?a fuerza pero aqui el maestro grieg demuestra que se puede y notamos sin dudas que lo logr?
Publicado por laca 1963
S?bado, 25 de diciembre de 2010 | 17:31

No soy ningun erudito en el tema , pero este concierto me remece de manera especial el sentimiento. Gracias por compartirlo. Desde Chile una feliz navidad 2010.